cuatro (primera parte)

en este mes, mi primer bebé estaría a punto de cumplir un año y mi tercer bebé estaría a punto de nacer. a mi amiga e le transfirieron dos embriones el sábado pasado (día de mi cumpleaños), el día 25 tiene la beta. mi amiga a, se quedó embarazada en las mismas fechas que yo de mi número cuatro, dará a luz en agosto. mi amiga p, me dijo hace unos días que está embarazada por segunda vez. me alegro por todas ellas, sobre todo por mi amiga e que lleva luchando 3 años y ojalá que el día 25 nos de un notición. como imaginareis es difícil no pensar en el tema cuando todo esto me rodea y me ronda por la cabeza.

hacía días que no sabía nada y he vuelto a llamar a la clínica de ra, estamos esperando que el genetista haga el informe y el presupuesto para el dgp y luego lo autorice mi seguro médico. la administrativo que me coge siempre el teléfono me ha dicho que el genetista ha dicho que sí que se puede hacer pero que todavía tiene que hacer el presupuesto y luego enviarlo, así que todavía hay que esperar. la semana que viene toca regla así que tendremos que esperar a la siguiente (espero) para empezar el tratamiento.

tengo pendiente desde hace tiempo contar mi cuarto embarazo. este me va a costar más que ningún otro y por eso creo que lo estoy evitando, no sé si podré escribirlo todo de una vez así que lo iré escribiendo poco a poco. me va a costar mucho remover todo lo que pasó y va a ser duro recordar, pero tengo que hacerlo para poder llevar mejor este duelo e ir curando mis heridas. el cuarto fue sin duda el peor y el más doloroso de todos los abortos, no sólo psicológicamente, también físicamente.

me había quedado embarazada por tercera vez en verano y tuve un aborto a mediados de septiembre (que ya conté en otra entrada). a los dos meses me volví a quedar embarazada otra vez, por supuesto nos pusimos muy contentos pero ya no como al principio, era una emoción contenida, pensando a ver cómo iba a ir esta vez. cómo me dijo el ginecólo de la clínica de ra, desde el principio estuve poniéndome heparina y progesterona. me había recomendado también que estuviera en reposo. desde que sabía que estaba embarazada estuve muy tranquila en casa, evitaba coger peso y salía lo menos posible a la calle. mi doctora de la seguridad social me había derivado a fertilidad en el hospital y tenía cita para finales de septiembre, fui a verla y se lo conté, me dijo que igualmente fuera a que me vieran allí. pasaron varios día y llegó el día de la cita y como estaba un poco lejos fui en taxi, estaba de cinco semanas y pico. se sorprendieron un poco cuando les dije que estaba embarazada pero cuando les conté que ya había tenido tres abortos anteriores entonces me dijeron que me iban a hacer ellos el seguimiento. fue allí donde me hicieron la primera ecografía. a las cinco semanas de embarazo el corazón del embrión empieza a latir, lo primero que se desarrolla es el sistema circulatorio y el corazón empieza a bombear sangre. el ginecólogo me preguntó si era mi primera eco, le dije que sí, estaba nerviosa y a la vez emocionada, la ecografía no duró mucho, me echó un vistazo rápido y me dijo que efectivamente se veía embrión pero que no había latido, era muy pronto así que me repetirían la eco la semana siguiente. me quedé bloqueada, no supe que decir, me dieron cita para la semana siguiente y nada más, me fui. en el taxi de vuelta a casa fue cuando mi cabeza empezó a darle vueltas al asunto, no era normal que ya de cinco semanas y algún día no se le oyera el corazón, empecé a ponerme muy nerviosa, esa misma semana tenía cita con la gine de mi seguro privado así que por lo menos tendría otra ocasión en unos días de ver si seguía sin latir el corazón. pero la cosa no se quedó ahí, necesitaba una segunda opinión, llamé a varias consultas ginecológicas para ver si me podían dar cita esa mismo día, encontré una que no estaba muy lejos, les conté lo que me pasaba y me dieron cita para esa tarde. empecé a sentirme muy mal, pensaba que era otra vez lo mismo, que no podía ser, ahora directamente no tenía latido.

puedo parecer y en ese momento parecería una histérica, no tengo la menor duda de que es así, pero no lo pude/puedo evitar. hasta que llegó la hora de irnos a la consulta no pasaba el tiempo. como era a última hora de la tarde él ya estaba en casa y vino conmigo, no tardaron mucho en atendernos y la gine que nos vio era maja. le conté mi visita de por la mañana y le dije que necesitaba una segunda opinión, que realmente me habían hecho una ecografía muy rápida y que a lo mejor mirando con más detenimiento se podría ver mejor el embrión. de nuevo me desvestí y me subí a la camilla para que me hiciera otra ecografía, estaba muy nerviosa. empezó a mirarme y lo primero que me dijo es que efectivamente no se veía actividad cardiaca pero siguió mirando más tiempo, yo también estaba mirando el monitor, amplió la imagen y de repente empezó a verse algo que se movía un poco, yo sentí un alivio tremendo, me dijo que sí, que parecía el corazón pero que no podía estar cien por cien segura, que lo mismo era un vena o algo así, una vena, pensé yo, ¿una vena latiría? no sé, ella sabrá más que yo, pensé. me dijo que esperara un poco a ver en una semana o diez días y le dije que tenía cita con mi ginecóloga en unos días. cuando salimos de allí fue cuando empecé a llorar, no se si estaba contenta por que había visto latir algo, o estaba muerta de miedo, él me dijo que me tenía que tranquilizar que no me lo tomara así, que no lo pensara, que tenía que actuar con cautela y esperar (en definitiva que no había que hacerse ilusiones). otro jarro de agua fría, uno detrás de otro….

pasaron los días hasta que llegó el día de la cita con la ginecóloga, pero me confundí de hora y cuando llegué a la consulta la doctora ya no podía verme, menudo chasco me llevé. me dieron cita para unos días más tarde, que sería después de la cita en el hospital en reproducción asistida, tendría que esperar unos días más. llegó el día de la cita en el hospital, creo que estaba de seis semanas y algún día. cuando pase a consulta me preguntaron como estaba, yo les dije que bien, ocultando mi nerviosismo, la enfermera que estaba en la sala me dijo que qué cara más bonita se nos ponía a las embarazadas, yo me reí por dentro y pensaba que cómo podía verme así si tenía una cara de angustia que no podía quitarme de encima y además de un grano tremendo que me había salido en la barbilla… me quité la ropa y me empezaron a hacer la ecografía, a los pocos segundos me dijeron que todo iba bien, que había latido y que lo único que el embrión era pequeño para el tiempo que tenía y que por eso podía ser que no se le oyera el latido la última vez. me dieron cita para la siguiente visita en unos diez días. les conté que esos días por la mañana había tenido nauseas, me mandaron cariban, sin receta porque no lo cubre la ss. al salir del hospital lo compre en una farmacia, no me acuerdo de cuanto me costó pero si que era muy caro. llamé a mi pareja para decirle lo que me habían dicho y me fui a casa.

siguieron pasando los días, yo intentaba realizar en mínimo esfuerzo posible, cancelé varias cosas que tenía y que suponían un esfuerzo e intenté no estar mucho tiempo fuera de casa. sólo quería que pasara el tiempo. mi pecho era de cristal, apenas podía tocarlo, sobre todo los pezones. mi tripa estaba hinchadísima y llena de moratones por la heparina, pero todo me daba igual.

antes de la tercera cita en el hospital tenía la cita con la ginecóloga, no la conocía, me la habían recomendado y decidí que estaría bien cambiar a una nueva y ver que tal me iba con ella, esta doctora asistía partos en la clínica que me correspondía por mi seguro privado y eso me gustaba si me decidía a dar a luz en la privada, aunque no lo tenía claro todavía. en ese momento estaría de ocho semanas y pico, había pasado la barrera de las ocho semanas, era el que más tiempo se había quedado conmigo. tuvimos que esperar bastante hasta que nos atendió, yo creo que fuimos los últimos. cuando pasamos nos saludó dándonos la mano y me pareció agradable, pero no me dio excesiva confianza. le conté mi historial y me dijo que me haría eco vaginal porque era todavía muy pronto. pasé de nuevo a desvestirme para la eco. empezó a mirarme, en silencio, unos segundos tensos porque no decía nada, yo miraba una pantalla que tenía en frente que era lo mismo que ella veía en el monitor, veía que movía el ecógrafo de un lado para otro. fue de repente cuando me dice que era otro aborto que lo sentía mucho pero que no había latido. en ese momento no me lo creí, no podía ser, si hacía unos días que le latía el corazón, no podía ser verdad… me eché las manos a la cara, él se acercó a mí para consolarme. no dije nada, no podía… la doctora me dijo que me quedará ahí todo el tiempo que necesitara, pero yo no quería estar allí, así que me levante y me vestí. cuando entré de nuevo en la consulta y la miré fue cuando empecé a llorar, ella se acercó y me abrazó, me dijo que lo sentía mucho. los dos callados nos sentamos en frente de ella y le preguntamos qué que teníamos que hacer ahora. me dijo que habría que hacer legrado, que ella lo podría hacer al día siguiente, pero me acordé de mi cita en ra en el hospital. me dijo que en casos como el nuestro después de varios abortos de repetición lo mejor era hacer un tratamiento de fertilidad, fue la primera vez que escuché diagnóstico genético preimplantacional, me dijo que era muy caro y que podíamos intentar que nos lo hicieran por la seguridad social. cómo a los dos días tenía cita en el hospital, le dije que entonces esperaríamos a que me vieran y me hicieran allí el legrado aprovechando que ya que estaba derivada a reproducción asistida en la ss podríamos intentar que nos hicieran el tratamiento de dgp. cuando termino de hablar me entró una angustia enorme  ya no podía parar de llorar y me recetó algo para que pudiera dormir esa noche. salimos de la consulta, en ese momento pensé que no quería volver allí nunca más y no porque ella me hubiera tratado mal.

el camino a casa fue duro, muy duro, íbamos andando, él me abrazaba y yo apenas podía ver con los ojos llenos de lágrimas. le pregunté si podía pedir el día en el trabajo para que viniera conmigo a la cita en el hospital, pensábamos que ese mismo día me harían el legrado. me dijo que sí, que lo pediría. pasamos por la farmacia para comprar lo que me había mandado y cuando llegamos a casa me quité la ropa y me metí en la cama, no quise cenar nada y tampoco quise tomarme lo que me había recetado que no sé que era, creo que valium. en ese momento quería desaparecer, que no hubiera mañana, era horrible, no quería estar más en esa casa, tenía frío continuamente y me sentía derrotada por completo. creo que al final caí rendida de agotamiento.

 

Anuncios

2 responses to “cuatro (primera parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reflexiones de una fisioterapeuta

Un sitio para pensar, aprender y compartir

Antes, durante y despues del embarazo

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

Estela y su Luna

El camino a ser madre, no era tal y como nos lo contaron...

Nuestra búsqueda incansable

La historia de una búsqueda algo rebuscada

mamá ríe

Blog de Maternidad, Crianza, Fertilidad y Reproducción Asistida

El anafre

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

Opiniones Incorrectas

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

miypi

The greatest WordPress.com site in all the land!

TE QUIERO TRES

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

PEQUEBOOM

A mí me daban dos

El peso de la infertilidad

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

El Camino de la Infertilidad

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

Voy caminando a nuestro futuro

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

DIARIO DE UN RENACUAJO

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

Cuando embarazarse es embarazoso

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

Objetivo: ¡Ser mamá!

El camino para alcanzar un sueño, ser madre

Tic Tac, Se me pasa el arroz

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

Buscadora de Tesoros

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

A %d blogueros les gusta esto: